Empieza por el Para Qué

¿Para qué tienes verdaderamente tu negocio?

Tal vez la primera respuesta que se te viene a la mente es: “Para hacer dinero” o “para generar ingresos”, es muy válido, no digo que no, pero esto más bien debería ser la consecuencia de algo más.

El “Para qué” de tu negocio es sumamente importante, y tiene que ver mucho con la visión que tienes de tu empresa, y responde a cuál es la razón por la cuál tus clientes deberían comprarte, ya que las personas no te compran por lo QUE haces, sino te compran más bien basados en el PARA QUÉ lo haces.

Este concepto lo aborda de manera muy interesante Simon Sinek en su libro “Start With Why” donde habla acerca de un “circulo dorado”, conformado por el QUÉ, el CÓMO y el PARA QUÉ.

Circulo-de-OroTodos los dueños de negocios saben QUÉ es lo que hacen en su negocio: El despacho de abogados sabe que brinda servicios jurídicos a clientes en sus diversas especialidades, el contador sabe que proporciona servicios contables y administrativos a empresas, la dueña del restaurante sabe que brinda alimentos a sus comensales basados en algún tipo de cocina, etc.

Algunos dueños de negocio saben CÓMO lo hacen es sus empresas, es decir, cuál es el diferenciador que tienen sobre su competencia, sus patentes o procesos propietarios, cuáles son los atributos que los hace tan especiales, cuál es su Característica Única de Venta que los hace destacar en el mercado para posicionarse de manera efectiva.

El problema radica en que muy pocos saben PARA QUÉ existe su negocio, cuál es su propósito, cuál es su causa, cuál es su creencia, para qué tú como líder y todo tu equipo se levanta todos los días muy temprano por la mañana.

Y el saber el PARA QUÉ nos permite tener una comunicación mucho más clara con nuestros colaboradores y de manera muy importante con nuestros clientes, ya que la mayoría de las organizaciones exitosas se comunican desde el PARA QUÉ, luego el CÓMO y hasta el último el QUÉ.

Por ejemplo, si Apple se comunicara como la mayoría de las empresas, esto es lo que dirían que es a lo que se dedican:

“Nosotros hacemos computadoras geniales, están diseñadas de manera sumamente estética, son sencillas de utilizar, y amigables, ¿quieren comprar alguna?”

Muy simple y sin chiste, ¿no crees?

Pero afortunadamente Apple no hace las cosas como la mayoría de las empresas, ellos hacen todo y se comunican con su público desde el PARA QUÉ y cuando dicen lo que hacen, lo dicen de la siguiente forma:

“En todo lo que hacemos, buscamos en retar el “status quo”, nosotros creemos en pensar distinto, la forma en la que retamos al “status quo” es haciendo nuestros productos diseñadas de manera hermosa, son sencillas de utilizar, y amigables, lo que hace que ofrezcamos computadoras geniales. ¿quieren comprar alguna?”

Muy distinto, ¿verdad?.

¿Cuál es tu PARA QUÉ? Te invito a que pienses cuál es el propósito de tu negocio, cuál es tu creencia, cuál es la principal razón por la que existe tu negocio, y que una vez que lo tengas definido, lo comuniques a todos, clientes y colaboradores, y verás que con esto lograrás que tu equipo tenga “la camiseta bien puesta” y que tus clientes se vuelvan promotores y fanáticos de tu negocio.

Compárteme tu PARA QUÉ aquí debajo.